unique visitors counter

Manda tu material a: material@culosgratis.com.ve Manda tus relatos a: relatos@culosgratis.com.ve
25
jul

“Tremenda culeada en Carabobo parte 2″

Mata con la segunda parte y comenta:“Como vi buenas votaciones mis panas publiquen ya la segunda parte y recuerden que hay tercera parte de esta pareja de carabobo….” Tremenda segunda parte mi pana que lindo cuerpo tiene esta jeva y la culeada que le han dado. Esperamos ya la tercera parte. Comenten panas y envíen sus vídeos criollos a material@culosgratis.com.ve y para los panas que se quedaron con ganas de culear después de ver el vídeo, visiten Citasenvenezuela.com El primer sitio de encuentros sexuales reales !!!

24
jul

“Tremenda culeada en Carabobo parte 1″

Panas pues el porno de calidad sigue llegando y es la primera de 3 partes de este gran vídeo de Mata que comenta:“No es mio el video me lo paso un pana del tlf es de una culeada en edo carabobo. comenten panitas que este tremendo la culeada….” Excelente primera parte, esperamos mas de tus vídeos pana que están excelentes. Comenten, voten y envíen su porno amateur a material@culosgratis.com.ve Donde esta el mejor porno colombiano. Y para los panas que están buscando sexo real, visiten AMIGOS ARDIENTES Sitio de encuentros sexuales en Venezuela !!!

22
jul

“Le gusta que se la metan por el culo”

El pana Mata nos comparte su primer vídeo criollo y comenta:“haciendole anal a una loba de san cristobal se vuelve loquita cuando se lo mete por el culo ella se castiga solita se lo mete todo es tragona comenten panas para enviarles mas” Tremendo vídeo mi pana, que gran culo tiene esta jeva, esperamos nos envíes mas vídeos de ella. Comenten panas y envíen su porno venezolano a material@culosgratis.com.ve donde estan los mejores culos de Venezuela. Y para los panas que buscan conocer jevas y prepagos para culear, visiten AMIGOS ARDIENTES Sexo real garantizado en toda Venezuela !!!

22
jul

De como me culearon en el Bus… :P

Es un poco largo, pero merece que le cuente todos los detalles…Voy en un ruidoso bus con musica a todo volumen ya de noche de noche (todas la luces de adentro apagadas) y esta muy lleno de gente. Vamos en una larga via a un pueblito de playa llamado Cuyagua, la via es muy oscura y con muchas curvas.
Como venia a la playa voy con mi faldita y mi camisa de playa, pero sin sostén. Habia tenido un dia divertido en Maracay con mis amigos y estaba algo pasada de tragos, iba sola porque me iba a encontrar alla con unas amigas.
Vamos de pie y estoy rodeada de varias personas altas mirando de espalda, de repente y yo quedo en medio, pero todos vamos apretados . Con el vaivén del bus creo que sin querer tropecé con alguien que estaba detrás mio pero me percato de que tiene un gran bulto bajo su mono de vestir, hago como una pausa, me da como sustico pero me hago la desentendida.
Pasa el tiempo y veo que el Sr me tiene recostado su pene que se sigue poniendo mas grande en una de mis nalgas, puedo sentir la forma de su gran pene y bolas. Pienso que será algo de momento y pasarà pero el se queda allí y el movimiento del bus en el camino ayuda mucho a la fricción, tiene el glande y el tronco bastante grande. En un momento pienso que es como un juego pero ya me estoy empezando a poner caliente y siento ya como me lubrico… me estoy mojando y mis pezones empiezan a levantarse.
En esa el Sr me toca el culo con su mano desde atrás y luego deja su mano allí, empieza a sobarmelo de forma circular y toca mi cintura, siento como contracciones eléctricas cuando me toca.
Luego lentamente me sube la faldita y lo miro, el esta muy excitado pero estamos allí callados sin decir nada, el verle la cara me excita muchísimo y suelto un involuntario “uhhmmm” el Sr se da cuenta y baja un poco mi hilo dental de playa para introducir sus dedos y palpar mi cuquita que esta muy humeda.
Luego el señor se baja un poco el mono, me toma la mano para que le sobe el pene, esta muy húmedo y duro, puedo sentir sus bolas. Me dice al oído “chupate ahora los dedos” y eso hago, me chupo los dedos de mi mano llenos del flujo de su guebo. Entonces me toca todo el cuerpo con sus manos húmedas de mi flujo, palpa mis pezones erectos, me sujeta fuerte y me dice en voz baja “mami te voy a dar aquí mismo y te va a encantar, asi que no hagas ruido”, mete su gran guebo en mi concha humeda, estaba tan excitada que paso lisito, sin embargo lo tenia bastante largo como de 19cmt creo. Dije un “no” pero tenia una cara de puta en ese momento y mi cuerpo pedia a gritos ser follada.
Asi nos quedamos un rato, tenia mucho miedo, estaba excitada y todo era una locura pero las personas que nos rodeaban parecían no percatarse. Esa sensación de prohibido y miedo, fue como la leña al fuego…
Empezo entonces el vaivén de su cadera y a penetrarme una y otra vez con su gran verga con movimientos cortitos, con sus 2 manos toma mis tetas erectas `por debajo de la franita, soba mi cintura y continuamos el vaivén. Evito gritar pero cada vez gimo mas y mas “uhmmmmmmm uhmmmm” en esa siento que acelera el ritmo, se que va a llegar en cualquier momento le digo en medio de mis gemidos entrecortados (trato de no gemir pero se me escapa uno que otro) que tengo miedo, eso lo puso peor y empezo a bombearme mas durito, en medio de lo tomada que estaba y lo excitada digo “auuu u u voy a tener un hijo tuyo uuuuu” y sin aviso se corre dentro de mi llenándome de todo su semen, eso me pone aun mas perra y putita, solo quiero que me sigan cojiendo…

En esa rápidamente se separa y entra otro que ni me había dado cuenta estaba muy excitada con los ojos desorbitados, y de una vez empieza a follarme pero mucho mas duro que el anterior, en realidad estoy rodeada por unos tipos que se hacen los locos pero apenas termina 1 se turna el otro. Se me escapa un “auu auuu ohhh” pero sonoro intento no hacer ruido ya que mas adelante hay otros pasajeros. Que rica follada me están dando, no sabia que podía ponerme tan putita y eso incrementa aun mas mi excitación, a este le encanta tocar mis senos todo el tiempo mientras me folla. Y termina también acabando dentro de mi, ya el semen se corre por entre mis piernas porque ya no me entra mas leche de sus vergas.

Me encanta que me cojan hasta que no me quepa mas leche caliente y se me salga, como disfrute esto, muchos orgasmos tuve y ellos me tapaban la boca como para que no oyeran, eso me gusto mas. El tipo del bus con la musica a full volumen como una miniteca y nadie nos escucho creo.

Al final fui cojida por 7 personas en un bus de noche, ellos siempre se tapaban y supieron hacerlo, todos me llenaron con todo su semen a mas no poder. Dejaron luego que me arreglara y poco a poco se fueron sentando, se bajaron en una estación. Supongo que era una banda que hacia eso, pero yo solo lo disfrute y me deje llevar. Al final al regresar a casa mientras caminaba, aun se me salia otro alguito de todo su semen entre mis piernas.

Ah sido la mejor experiencia de mi vida, llegue a un orgasmo tras otro, me excito que fuera asi como algo prohibido, me puso a mil saber que estaba siendo embarazada por todos ellos. Tengo un hijo que quiero mucho y gracias a esta experiencia tengo una vida sexual plena cero rollo, ahora soy yo la que siempre anda inventando cosas.

19
jul

“Tremenda criolla de Valencia”

Alex nos comparte este vídeo panas y comenta:“Esta jeva es de Valencia panas roloeputa cuando esta arrecha aqui les dejo uno cortico que me compartió subanlo y comenten que tengo mas de ella. Alex” Un poco obscuro mi pana pero esperamos pronto mas vídeos. Comenten y envíen su porno venezolano al mail material@culosgratis.com.ve Y para los que están buscando sexo real, visiten AMIGOS ARDIENTES Es la nueva red social para adultos que buscan encuentros sexuales en toda Venezuela !!!

18
jul

“Venezolana ardiente”

Panas porque lo pidieron el pana Bucefalo de reivindica en este segundo vídeo y comenta:“Dedicado al pana que me critico en mi primer video ahora espero un buen comentario jejejej Esta hembra si que lo sabe mamar muy divino, aprendan las venezolanas que no tienen vida mamandolo…. Es tremenda culiadora comenten panitas. Bucefalo” Tremendo vídeo de 5 estrella la come guevo mi pana. Esperamos tengas mas vídeos de ella que la queremos ver en cuatro. Comenten y envíen su porno venezolano a material@culosgratis.com.ve Y para los panas que andan en busca de sexo real, visiten AMIGOS ARDIENTES Sexo real garantizado en toda Venezuela !!!

17
jul

Me tire a la esposa de mi Primo

Bueno tengo 19 años la esposa de mi primo 25, todo comenzó el dia de mi cumple años hace unas semanas atras , ella mide 1.70 bunas tetas un super papo y un culo enorme, cuando ya todos dormian yo estaba asomado a la ventana y ella me llega por la espaldo nos quedamos viendo hacia afuera, yo estba super erecto porque sentia sus tetas serca con un movimiento agil movi mi mano y le pude tocar el papo que tien uff, ella ni se movio yo al ver que no hiso nada segui con el movimiento, ella seguia hay le gustaba porque la escucher gemir el guebo se me iba a estallar, de repente se fue pero no tiramos unas miradas matadoras solo espere que se metieran mis primas quedamos solos en la sala, me le acerque y la bese no habian pasado 2 minutos y tenia el pantalon abajo con todo y boxer, me dijo : me lo puedo comer todo me pregunto. respondi : Hasta las bolas si quieres, sin decir nada se me quedo mirando y se lo metio todoo hasta la garganta,como mamas le dije, respondio : llevo años queriendo mamarte el guebo, siguio chupando haciendome virar los ojos, de un golpe se para y dijo : ahora metemelo por el culo por que tengo el periodo, no espere nada y lo meti todito gemia bello duro gritona, todo esto pasaba mientras mi primo dormia, tenia unos movimientos ufff ricos, le rellene el culo de leche ! cuando se iba me dijo ESTA ES LA PRIMERA DE LAS QUE FALTAN, despes les cuento lo que paso desps espero que les guste

17
jul

“Negra rica tirona”

Panas, Espinoso nos compartes estas excelentes foticos y comenta:“La negra mas rica para tirar no tiene padrote es lo maximo, por la boca, polla y culo se traga todo comenten panas para enviarles mas de ella… Espinoso” Tremendo video mi pana, que buena cuca se le ve a esta morena, esperamos nos envíes mas de ella. Comenten, voten y envíen su porno venezolano a material@culosgratis.com.ve Y para los panas que buscan sexo real, visiten AMIGOS ARDIENTES Sexo real garantizado en toda Venezuela !!!

16
jul

Contra las cuerdas

Contra las cuerdas

Eran ya las once y quince de la noche. Había tomado mi auto y salido a la calle a buscarla, algo ansioso por verle. Aunque no era la primera vez que nos veíamos, ya nos conocíamos desde hace algún tiempo ya, tanto como para no pensar en eso. Ya me había pasado la dirección donde debería esperarla, justo afuera de un club nocturno. La noche ya era de por si bastante silenciosa y tranquila, lo que se acostumbraba ver un domingo como cualquier otro. Yo hacía casi un mes que me encontraba en soledad casi perpetua, salvo por uno que otro encuentro mágico por allí, así que me animé y decidí llamarle.
Finalmente, llegué al sitio que me había indicado, se encontraba a la puerta del lugar, esperándome. –Llegaste– expresó, con un tono quizás algo molesto, pero que al mismo tiempo destacaba ser un poco pícaro, y algo burlón tal vez.
–Aquí me ves, corazón– fueron mis palabras al verla. Y allí se me acabaron las palabras, solamente funcionaban mis ojos y mi respiración, lo demás era inservible, aquello era una belleza de mujer, ya de por si era alta, y sus tacones le hacían estar a la par conmigo. Su vestimenta le acompañaba, con una falda que de momentos parecía casi no cubrir más de lo necesario, pero al mismo tiempo no dejaba ver mucho tampoco, como en un dilema existencial. Solo pude disimular mientras ella me examinó (como solo lo saben hacer las mujeres) y me dijo: –entremos¬–. Le seguí tranquilamente, dispuesto a sentarme a conversar con ella en alguna de las mesas o en el propio bar, pero para mi sorpresa sus planes eran otros.
–Bailemos¬–, me dijo.
–Yo no bailo Ligielena, lo sabes–, contesté de la forma más cortés que pude.
–Anda, no seas necio, ven–, insistió. –Yo te enseño¬–.
Acepté, ¿Acaso debía o podía negarme? ¿Cómo decirle que no a semejante escultura viva? Ni siquiera pensé en declinar. Jamás he sido bueno para el baile, lo admito, al menos la suerte estuvo de mi lado, sonaba un merengue, me defendería al menos. Salimos a la pista, tome su mano izquierda y busqué su cintura, ella hizo que la sostuviera mas de la cuenta, buscando hacerse la atrevida, parecía loco, pero le encantaba. –Apriétame, sabes que lo quieres, jajaja– dijo con una sonrisa. –No me provoques– respondí, –aquí no–.
–¿Me tienes miedo?–
–¿Tu dices? – repliqué, sin pensarlo demasiado. Y para cuando ella decidió contestarme, la música se acentuó y ella empezó a moverse. Yo traté de seguirle lo mejor que pude, haciendo el mejor esfuerzo por no verme ridículo, aunque no creo que nadie notara lo malo que bailaba, pues estaba eclipsado por la morena que bailaba conmigo. El merengue desapareció para darle paso a la música electrónica, me encontraba en riesgo de que me quebraran la cintura, pero valdría la pena. Ligielena se movía como una fiera desatada. Era una máquina a todo dar, acercando su cuerpo a mí, rozándome en ocasiones repetidas, provocando en mí la respuesta natural obvia y consecuente. Sin darme cuenta, yo seguía su ritmo, casi hipnotizado por completo por sus caderas, su espalda y sus senos cuando se daba la vuelta, que me hacían imaginar diez mil cosas diferentes en siete mil lugares que se me ocurrían en la mente. De repente se colocó de espaldas a mí, y se pegó con fuerza casi magnética, pudo darse cuenta de como me encontraba. –Ya eres mió– afirmó, como sentencia de muerte. Al rato se detuvo la música, fuimos a la barra, tomamos unos cocteles, conversamos de cosas triviales. Se sentaba de lado, no dejaba de mirarme, así mismo yo había olvidado mi moral, la ética y todo aquello que me hiciera ser quien normalmente soy a los ojos mundanos del planeta. Tenía mi presa en frente, y no iba a perderle, la tendría entre mis dientes, ó sería la víctima, aun no tenía idea.
–Así que, dime, ¿ya soy tuyo?– Pregunté, quizás estúpidamente.
–No necesito contestarte cosas que no valen la pena responder– respondió ella, mordiendo provocativamente la aceituna que había en su Martini.
–Entonces no voy a hacer la siguiente pregunta– contesté vivamente, mientras extendía mi mano esperando que me diera la suya. Ya era hora de irnos.
Tomó su bolso, yo pagué la cuenta, salimos, y nos pusimos en marcha. Busque uno de los mejores hoteles de la ciudad. Si, era costoso, pero sabía que valdría la pena. Le abrí la puerta de la habitación, era ya de madrugada, la ciudad dormitaba, se sentía la calma de la noche. La vista era fantástica. Ella cerró las cortinas. Ella sería la única cosa que vería por el resto de la noche.
–¿Me quieres? – dijo.
–No mi linda, te deseo– expresé, ya recostado en la lujosa cama cuyos pilares de estilo antiguo sobresalían para enmarcarla. –Si tú me quieres, atrápame, si puedes– agregué, desafiante.
Ella solo comentó: –te vas a quemar– mientras iba al tocador. Yo decidí bajar un poco las luces, coloqué algo de Jazz para hacer el ambiente más tenue. Y justo cuando me recosté de nuevo, volteé, y allí pude verla: desnuda, de pie en el marco de la puerta, con la luz de fondo que destacaba su silueta, su mirada encendida sobre mi cuerpo aun vestido. Sus ojos marrones parecían destilar rayos destructores, como queriendo desintegrar mi vestimenta. Subió a la cama. Nos besamos. La escena se sentía imposible, como si no fuera yo el sujeto de semejante situación. No me detendría a preguntármelo. Mis manos empezaron a recorrerle sin piedad, sin tocar sus zonas vulnerables. Ya sabía por experiencia propia que generar suspenso a una mujer la puede transformar en una fiera desesperada por ser seducida. En ese punto, al hacerlo con Ligielena, estaba creando el instrumento ciego de mi propia destrucción. Era como un acto suicida.
Su mano derecha busco mi entrepierna de un solo golpe mientras su boca se deslizaba por mi cuello y mi pecho. Yo solo le acariciaba y me reía discretamente, disfrutando cada segundo. No recuerdo en que momento mi camisa, mi pantalón, y la última prenda que cubría lo más importante, se fueron al piso. Lo que si sé es que mi boca, mi lengua y mis labios estaban devotamente aplicados a su clítoris que parecía palpitar a reventar, sus gemidos eran cada vez más incontrolables, pero no importaba. Ella solo exigía más locura, más desenfreno, hasta que alcanzó el clímax, aferrándose a las sabanas, mordiendo sus labios de puro placer.
Me hizo dejar mi posición entre sus piernas y me empujó hacía la cama, diciendo: –te traje una sorpresita–. Yo de inmediato me mostré escéptico, pero me sentí tranquilo cuando saco de su bolso una venda negra para los ojos. –Te gustará mi precioso– me susurró al oído. Me senté, y la ayudé a colocar la venda. Siguió besando mi cuello, mi nuca y mi espalda, tocando mi pecho con sus manos, acelerando mi pulso hasta límites insospechados. La sensación era indescriptible, ya no podía ver, pero no importaba, había mucho que sentir. Al dejarme llevar por sus caricias y toqueteos de pronto sentí que algo rodeaba mi muñeca derecha, llegando a percatarme de que la rodeaba y no podía mover ya la mano. Rápidamente, hizo lo mismo con la izquierda. Era tarde: estaba atado a la cama, sin derecho a reproches ni razones.
Entonces se levantó de mi lado y se colocó sobre mí, sentándose lentamente, suspirando de excitación, deslizándose suavemente en rítmico vaivén, cada vez más fuerte, cada vez más rápido. Yo quería tocarla, pero la soga me tenía allí, sin poder hacer demasiado, en tanto que mis palabras era lo único que tenía para defenderme. El mete y saca intenso de ambos se convirtió luego en su movimiento de cintura, acompañado de sus gemidos, que me hacía desearla más. La cama parecía desarmarse, las cuerdas tensas como si quisieran romperse, a tal grado que ya no lo soporte más, y me deshice junto a ella en un orgasmo increíble, como volcán en plena erupción, quedando abrazados por el resto de la noche, la cual ya había prácticamente desaparecido, el reloj marcaba las casi un cuarto para cinco de la madrugada.
Amaneció. Volteé la vista hacia el lado de la cama donde estaba para despertarle con un tierno beso. Se sonrió, haciéndome recordar lo que pasó anoche. Sabía que era tiempo de regresar el auto que había tomado prestado sin permiso, tiempo de llevarle hasta su casa, tiempo de volver a la realidad, sabiendo que al menos, por una noche, estuve con una chica, que sinceramente no tenía idea de cuando le volvería a ver, pero de que era muy habilidosa… haciendo nudos.

15
jul

“Tremenda mama guevo”

Panas empezamos la semana con un cortico pero buen vídeo enviado por Charly que comenta:“Zorra que le encanta mamar guevo mis panas comenten que les parecio para enviarles unos culeando. Charly” Tremenda come guevo mi pana, esperamos nos envíes mas que la queremos ver culeando. Comenten, voten y esperamos su porno venezolano en material@culosgratis.com.ve la casa del porno criollo. Y para los que buscan sexo real, visiten AMIGOS ARDIENTES El primer sitio de encuentros sexuales en Venezuela !!!

Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese
El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Culosgratis.com.ve sino de los usuarios que aqui los presentan..

Porno venezolano, Porno en venezuela, videos porno venezolanos, videos xxx venezolanos, amateur venezolano, venezolanas putas, putas en caracas, putas en venezuela, chamas, culiadas, culos venezolanos, putas culiando, putas venezolanas, videos amateur venezolanos, fotos porno, jevas culeadas, porno caracas, zorras venezolanas, sexo venezolano, porno gratis venezolano, porno en caracas, putas, zorras, faldas, voyeur, sexo, masturbadas, sexo anal, sexo oral voyeur venezolano, venezolanas culonas