unique visitors counter

07
oct

Me cogí a la amiga de mi hija por un celular !!!

Mi hija comenzó a estudiar en la universidad hace poco, ella siempre ha sido muy social y como quería darse a conocer en su círculo social me pidió permiso para hacer una fiesta en la casa, mi esposa y yo como regalo de haber entrado a la universidad accedimos.
Yo tengo 45 años y se puede decir que tengo un buen trabajo, siempre trato de darme mis lujos, andar bien presentado, tener a punto mi camioneta y cogerme unos culos de vez en cuando. Mi esposa no se tiene que enterar de nada, aunque ella en el fondo sabe como soy, mi hija si no se imagina nada y yo no quiero que se entere, ella a sus 18 años es mi consentida.
La fiestica se dio en la noche, como a las 10 pm ya había invitados, puros carajitos y carajitas cabe destacar, yo me preparaba para una noche larga. Mientras me echaba un buen palo de whisky mi hija se acerca y me presenta a su juntica, tres carajitas que estaban buenísimas, a pesar de eso dos se veían jovenes, pero la otra… Me dejó sin palabras.
- Papi, ellas son mis “amichis” Carolina, Rosangela y Lorena…
-Lorena- Pensé yo, esa era la carajita que me llamó la atención, estaba riquísima – ¿Y cuantos años tienes Lorena? – Le dije directamente a sus ojos.
Ella apenada me contestó que tenía 19 añitos. Yo por dentro me dije –Uuuff se pasa de la edad reglamentaria, o sea que puede llevar guevo legalmente jejejejeje-
La chica estaba rica vale, era alta con tacones, una morenasa con téticas operadas y todo, el vestido amarillo descotado se las delataba, ni hablar del culito que se le veía, cabello negro y ojos verdes… Coño, no se me paró porque había gente y estaba mi hija.
Yo bromeé un rato con ellas y le dije que se cuidaran, no dejé de ver nunca a los ojos de Lorena que se reía apenada.
Yo no era el único que estaba atraído por la carajita, los chamos también andaban locos por Lorena y por todas las carajitas de la fiesta. Luego de un rato llegó el novio de la caraja, un carajito allí que no pasaba de 22 años. Me dio un pelo de arrechera ver como la besaba pero me consolé diciendo, “no vale eso no es competencia”.
Después de estar entonadito con unos tragos saqué a bailar a mi hija, pero con la intención de disimular y luego bailar con Lorena, a quien después saqué con un merenguito. Apenas tuve la oportunidad la puse pegadita y como se sabía mover la condenada. Allí mismo le dije: “Mi amor, sabes que como eres amiga de mi hija cuentas conmigo para lo que sea, tú sabes como es pues…”
Ella sonrió con su carita y me dijo: “Gracias señor, usted es un amor”. Luego seguí bailando con ella, metiendo mano disimuladamente. No sé si también estaba prendida pero no decía mucho.
Después de un rato me fui a la cama mientras la rumba quedó allí, mi mujer estaba acostada ya y la carajita me dejó tan excitado que no pelé a mi esposa que también es un mujerón –Le pagué las tetas y tiene un culote rico- hasta es culito le pedí esa noche. Si la carajita se resbala no sabe lo que le espera…
Luego de la fiestica los días pasaron normales, mi hija iba a la universidad y yo me enfocaba en mi vida normal, pero recordaba a la morenasa con esos ojos verdes y ese cuerpo, siempre que ella me venía a la mente me ponía duro, unas cuantas veces me cogí a mi mujer pensando en la chamita.
Luego de un par de semanas mi hija me pidió permiso para invitar a sus amigas a dormir, yo puse excusas para disimular pero luego accedí. Se quedarían de viernes a sábado las condenadas, tenía que conocer más a Lorena para saber como la iba a abordar.
Las chicas llegaron el viernes en la noche, me saludaron y entraron a la habitación de mi hija, yo les sugerí que tomaran lo que quisieran de la nevera y que no tuvieran pena. Aunque estuve bastante rato en la sala la condenada nunca salió, así que decidí irme a acostar. A la 1 me levanto y sorpresa vale: Estaba la carajita tomando agua en la cocina… Llevaba un short cortico que dejaban ver sus piernas largas y duras, además la piel morena le brillaba y las tetas le iban a reventar debajo de esa blusa, yo la saludé cariñosamente y mientras buscaba agua comencé a caerle:
- Y… ¿Eres modelo verdad? – Pregunté.
Ella respondió riéndose – Si señor ¿Su hija le contó?
- No vale, se te nota. Eres bella y tienes un cuerpo muy lindo – le respondí mientras la veía a los ojos.
- Gracias señor, usted es muy simpático y le gustan las cosas lindas y la buena vida. Su casa es hermosa y tiene una buena camioneta- Me respondió mientras se metía el vaso a sus labios delgados, pero de buena forma…
Yo me comenzaba a excitar, pero tenía que parecer duro -Bueno, cuando quieras te puedo enseñar más cosas que tengo y hasta te pueda regalar algo, tú sabes… Por ser amiga de mi hija y una muchacha tan linda…- Le respondí.
Ella sonrió con malicia y me dijo: ¿Y sólo por ser linda me regalaría algo?
- Bueno también debes portarte bien conmigo, haciéndome caso pues- Le contesté…
Ella sonrió y me dijo: “Hay que hablar más seguido señor, me gustaría saber que me puede regalar… Me voy con las muchachas, buenas noches” me guiñó el ojo y se fue meneando ese culo rico que tenía…
Yo iba a reventar, cogerla iba a ser más fácil de lo que pensaba, la carajita se veía que era putica y le gustaban las vainas caras. Con razón se puso esas tetas y anda así de buena, con eso obtiene lo que quiere. De todas formas yo lo que quiero es cogerla y no me importaría soltar una platica para dejarla cagado leche…
Al día siguiente las muchachas se fueron, pero me llegó un mensaje a uno de mis celulares. Era la carajita, me explicó que le había robado el número a mi hija. Yo comencé a chatear con ella.
Teníamos unos días chateando cuando ella me dijo: “Quiero un celular, el que tengo ya está viejo”. Yo tenía tres teléfonos y uno no lo uso para nada. Un Blackberry Torch 9860. Yo le expliqué que tenía ese celular y ella me dijo que sería muy fino que ella lo tuviera. Yo le contesté: Si te portas bien lo puedes tener…
Ella no tardó en responderme: Entonces señor si usted me lo regala se lo sabría agradecer…
Yo me dije en pensamientos: “Claro que lo sabras agradecer, me voy a cansar de reventarte esa cuquita carajita”
Al día siguiente llegaron de una rumba, mi hija estaba vuelta nada, vomitando y pasada de tragos, yo le dije a mi mujer que llevaría a las amigas de mi hija. Nos montamos en la camioneta y Lorena se puso de copiloto y las dos carajitas atrás… Llevé a las dos chamitas y me quedé con la morena solo –Lo que yo deseaba papá-
Ella no dejaba de verme y me dijo: ¿No se te olvidó lo del celular verdad?
- No mami, yo te lo puedo regalar. Pero te lo tienes que ganar de alguna manera, tú me entiendes – Le contesté, en este punto yo tenía el machete pidiendo carne…
Ella sonrió y se bajó el escote enseñándome esas tetas ricas, las tenía redonditas, con un pezón chiquito y marrón, la marca del traje de baño le dejaba una zona sin broncear y eso me mataba. Yo le dije: “Verga mami pero tú sabes… Calladita, ni una palabra de esto”
Ella me picó el ojo y me dijo al oído: “ya viste así que tu sabes que voy por ese celular”
Yo estacioné la camioneta cerca de unas residencias y le dije: “pero no me has convencido… Adelántame algo”. Y mientras dije eso me saqué la verga del pantalón que estaba grande y botando babita… Ella lo vio y lo comenzó a tocar y me dijo: “Pero luego me sacas a comer a un lugar bien y nos vamos a un sitio carito, no creas que te voy a salir barata”. Yo asentí y le dije: “Chúpalo y después cuadramos”.
Ella me estaba haciendo la paja, y luego se lo metió a la boca… Uffff el placer que llegué a sentir no tiene comparación, no sé si eran las ganas que tenía o que la carajita lo hacía bien… me besaba la cabeza, lo escupía, chupaba de abajo a arriba. Yo le tocaba las tetas. Después de un rato le dije que iba a acabar: “Métetelo a la boca que voy a acabar”. No me lo podía creer, la muy perrita se lo metió a la boca y me comenzó a hacer la paja, yo le acabé adentro. Ella bajó la ventana y escupió mi leche. Luego me sonrió y me dijo: “Viste yo voy para adelante, sé que es un adelanto pero necesito para la renta del celular” Yo le di 100 bolos… Verga 100 tablas por una tremenda mamada, no me dolió ni me arrepentí…
Los días siguientes estuve cuadrando con ella, hasta que el plan se dio, consistía en buscarla llevarla a un conocido restaurant de las mercedes, tomar y comernos algo y luego a un hotel para pasar toda la noche, y que se ganara su teléfono.
El día llegó, la pasé buscando en el Sambil. Cuando la vi me quedé impactado, tenía un vestidito verde claro, cortico y descotado, su cuerpo se veía con esas curvas pronunciadas, los ojos resaltaban más al ser del mismo color de su vestido, y su piel se veía brillante y dorada, además los tacones que tenía le daban presencia, tremendo culo que me iba a coger…
Llegamos al restaurant, los otros hombres la veía de reojo, pero ella andaba conmigo, era mi culito por esa noche… Nos tomamos unos tragos, comimos algo y hasta echamos una bailadita. Tan sólo al bailar con ella se me paró la verga ella lo sabía porque se lo arrecostaba todo lo que podía. Al sentarnos le enseñé el celular y ella sonrió. Además en la caja le había metido unas cuantas tarjetas telefónicas. Nos fuimos al hotel…
El hotel es conocido y queda en Chacaito, aquel que tiene tendencias árabes, les aseguro mis panas que es tremendo hotel. Apenas llegamos al cuarto, me metí al baño y me di una ducha. Al salir ella estaba esperándome, tenía un hilo chiquito verde y sus tetas hermosas al aire, yo me quité la toalla dejando mi verga parada. Ella se acercó y me besó mientras me tocaba la paloma con suavidad y le hacía caricias con sus uñas largas. Yo le dije: “Carajita, te voy a coger rico”… Ella me contestó: “Te complaceré papi, tú eres el que está pagando”.
Su cuerpo bronceado tenía marcas de bikini, se quitó el hilo y me dejó ver su cuquita: lisita, perfectamente depilada. Yo la tiré a la cama y le comencé a chupar esa cuca, tardé un rato lamiéndola y metiéndole mi dedo en el culo. Me levanté y me acosté. Ella me agarró la paloma y se la metió a la boca, tenía que aguantar y no irme en leches como la vez pasada, esta vez la sujeté por su cabello y yo llevaba el ritmo. Me comenzó a hacer la paja y sus manos y mi paloma estaban envueltas en saliva, luego se concentró en mis bolas, yo me hacía la paja y ella me chupaba las bolas como si no hubiera mañana…
Luego le dije: “Te lo quiero meter carajita”. Ella se subió a mi verga y comenzó a cabalgar. Era una puta que parecía una batidora, ella saltaba en mi verga y comenzaba a gemir, su abdomen plano comenzaba a sudar y su piercing del ombligo goteaba sudor. Ella paro y se lo saqué mi verga estaba llena de líquido blanco, era su saliva mezclada con sus flujos. La acosté y le abrí esas piernas y la comencé a coger en misionero. Allí me inspiré no joda, le di duro y ella me pedía más, yo le lamía las tetas y le daba por esa cuca. Luego la puse en cuatro patas, y sin mucho le entró en su vagina mojada, su culito era lindo y poco a poco le comencé a meter el dedo, luego dos dedos, ella me preguntó: “¿me quieres coger por el culo también verdad?”. Yo le contesté: “Claro que si mi amor”.
Ella se escupió la mano y se puso saliva en el hueco del culo y yo también le escupí. Para entrar me costó pero al fin pudo entrar, luego se lo metí poco a poco mientras ella gemía como una perrita. El culo estaba rico, apretado y tenso. Luego la puse en misionero otra vez, pero la cogí por el culo. Ella me pedía más “Dale papi dale, métemelo más hoy soy tuya mi amor”. Yo le daba y le daba y no pude aguantar más y le acabé en el culo, fue el climax. Luego le ordené que se agachara y cagara la leche, ella lo hizo, yo estaba excitado pero quise un descanso ella se fue a duchar.
Luego de echar un camarón la vaina siguió, tenía que aprovechar. Ella mientras dormía, me di un baño y al salir la vi desnudita durmiendo. Le puse en machete en la cara y la comencé a acariciar con mi verga, ella se despertó sonrió y me la comenzó a mamar. Esa puta si que sabía hacerlo, yo estaba listo para otra ronda pero quería que lo siguiera mamando bien, le pegué con el guevo varias veces en la cara y ella sonrió, luego me monté encima de ella y le puse la verga entre las tetas, ella se escupió y comenzó a hacerme la paja con esas tetas ricas, después de un rato le die: “Voltéate mi amor que te voy a coger más duro que la otra vez”, ella se puso en cuatro patas como la perrita que era y se lo metí en la cuca. La tomé por el cabello mientras la cogía y le di duro, ella comenzó a decir que le dolía pero que le gustaba: “Coño me duele, pero no pares que he acabado varias veces”
Me acosté y ella se sentó en mi verga y mientras me embestía le acabé en la cuquita. Le metí los dedos en su vagina, los saqué llenos de leche y se lo metí en su boca. La muy puta los lamía. Luego de eso no di para más. Al amanecer le entregué su celular, y la llevé a su casa. De vez en cuando salimos y me la cojo, hasta ahora nadie sabe nada de mi puta personal.

TREMENDO VIDEO PANA, ESPERAMOS MAS DE ESTOS. COMPARTAN SUS RELATOS Y EXPERIENCIAS AQUI EN EL CONFESIONARIO !!!!

2 Comentarios calientes a “Me cogí a la amiga de mi hija por un celular !!!”

  1. 1
    body1307 comenta:

    pana tu relato fue bueno y esa chica me la imagino que esta super buena no me tomes a mal pero me gustaria un encuentro con ustedes para hacerle una doble penetracion a ella para que se deleite con 2 guevos este es mi correo body_1974_love@hotmail.com

  2. 2
    mari comenta:

    hola me encanto tu historia me gustaria conocerte sera que me puedes escribir a este correo marianavra_19@hotmail.com

Deja un comentario muy caliente


− 1 = cinco


Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese
El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Culosgratis.com.ve sino de los usuarios que aqui los presentan..

Porno venezolano, Porno en venezuela, videos porno venezolanos, videos xxx venezolanos, amateur venezolano, venezolanas putas, putas en caracas, putas en venezuela, chamas, culiadas, culos venezolanos, putas culiando, putas venezolanas, videos amateur venezolanos, fotos porno, jevas culeadas, porno caracas, zorras venezolanas, sexo venezolano, porno gratis venezolano, porno en caracas, putas, zorras, faldas, voyeur, sexo, masturbadas, sexo anal, sexo oral voyeur venezolano, venezolanas culonas